Noruega día 2.

De nuestro primer día verdaderamente en Noruega (segundo día de viaje) hay poca planificación que contar, aunque no por ello carece de encanto. Y es que básicamente consistió en ir de Oslo a Bergen en tren, utilizando para ello una de las rutas ferroviarias más bonitas del mundo. Siete horas atravesando la parte más ancha de Noruega hasta llegar a la costa.

Nos despertamos en nuestro apartahotel http://www.kampenhotell.no, descubriendo además lo temprano que amanecía. Y tras un desayuno en el primer Seven Eleven (en un país tan caro como este, era nuestra salvación low-cost) que encontramos de camino a la estación, estábamos listos para comenzar a conocer Noruega.

El tren, aunque caro, es una delicia de sucesiones de paisajes. Salimos de Oslo a las 12:00h y desde el principio disfrutamos con el verdor y la naturaleza que veíamos por la ventana. Pero fue más tarde cuando, tras una cabezadita, el tren nos sorprendió realmente despertándonos en un paisaje completamente diferente, totalmente nevado. Nos habíamos trasladado un buen trecho de Km y otros tantos meses del año.

texto alternativo
esta es la leyenda

Este tren para en la estación de Myrdal, desde donde se puede coger el famoso tren a Flam. Nosotros descartamos esta opción por falta de tiempo, pero si tenéis la oportunidad, debe valer mucho la pena. En 2014, Lonely Planet Traveller designó este trayecto como el “mejor viaje en tren del mundo”.

Una vez en Bergen, nos dedicamos a tener una primera toma de contacto con la ciudad y su precioso puerto. Nos alojábamos en un Airbnb (con un par de americanos y una japonesa… un poco raro, la verdad) en la parte alta de la ciudad desde donde había unas vistas perfectas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *